Inicio Autos Demandan a Rivian y Lucid por venta directa de autos

Demandan a Rivian y Lucid por venta directa de autos

170
0
HINA-Los concesionarios de automóviles de Illinois presentaron una demanda ante el Tribunal de Circuito del Condado de Cook en contra de las empresas productoras de vehículos eléctricos Rivian y Lucid por su modelo de ventas directas al consumidor eliminando intermediarios.
La demanda, interpuesta por la Asociación de Concesionarios de Automóviles de Illinois y la Asociación de Comercio de Automóviles de Chicago, también incluye a la oficina del Secretario de Estado por permitir a las dos empresas violar la ley estatal. “Se hizo de la vista gorda” ante las quejas presentadas, señalan en un comunicado de prensa.
Ambas asociaciones creen que los más de 700 concesionarios que operan 2,300 franquicias en todo el estado, las cuales emplean a 42,000 personas, se verán afectadas de manera negativa por las ventas directas de automóviles, y reclaman respeto a su participación en el mercado automotriz.
En su demanda citan el Código de Vehículos de Illinois y la Ley de Franquicias de Vehículos de Illinois que exigen que todas las ventas al público “deben realizarse a través de concesionarios autorizados e independientes”. Los demandantes aseguran que su litigio es para proteger a concesionarios y  consumidores.
Tanto Rivian como Lucid tienen planes de abrir salas de ventas en Chicago y Oak Brooks, Illinois en 2021. Rivian, con sede en Plymouth, Michigan, exhibiría su pick-up R1T en junio en el distrito Fulton Market; y Lucid Motors, una startup con sede en California, su sedán Air a finales de este año.
La demanda de los concesionarios de Illinois no es nueva. De acuerdo con el sitio Automotive News en 2012 demandaron a la empresa automotriz Tesla, fabricante de carros eléctricos, por su modelo de ventas directas al consumidor en el debut de su Model S.
En mayo de 2019, los concesionarios de automóviles, el Secretario de Estado, y Tesla firmaron una orden de consentimiento administrativo que establecía que la armadora no podía tener más de 13 licencias de concesionario en Illinois, y se acordó no emitir licencias que autorizaran la venta directa a ningún fabricante.