Inicio Negocios Cómo convertirse en un exitoso contratista del gobierno

Cómo convertirse en un exitoso contratista del gobierno

214
0
HINA-Ganar su primer contrato con el gobierno puede llevarle mucho tiempo y también requerir de una cantidad significativa de dinero. Algunas empresas gastan entre $80,000 y $130,000 para lograr su primer negociación, advierte Small Business Administration (SBA)
Además, indica, empezar a recibir dividendos por su inversión podría llevarle hasta dos años, por lo que requeriría contar con un flujo de caja necesario para sostener su empresa. Esto requiere mantener una lista diversificada de clientes en el sector privado para compensar cualquier posible pérdida.
El camino parece difícil, pero no hay mejor cliente que el gobierno, incluso en tiempos de crisis, por lo que atender estas sugerencias puede convertirlo en un exitoso contratista. El objetivo debe ser mostrarse como una empresa confiable y establecida, con reputación dentro de la industria donde se maneja.
Tener antecedentes de suministrar bienes y servicios de calidad a tiempo y dentro del presupuesto es una buena carta de presentación, y estar familiarizado con el comercio electrónico es muy importante en los contratos con el gobierno. Por ejemplo, para trabajar con el Departamento de Defensa debe ser capaz de facturar y recibir pagos vía electrónica.
La SBA menciona cuatro requisitos básicos que una pequeña  empresa debe cumplir para poder competir por contratos del gobierno, el primero de ellos es obtener los números apropiados de registro e identificación, El  Dun & Bradstreet (DUNS), es el número único de identificación, compuesto por nueve dígitos, correspondiente a cada localidad física de su empresa.
Cuando se registre para obtener su número DUNS necesitará tener a la mano información sobre su empresa. También requiere tramitar un código del Sistema Estadounidense de Clasificación Industrial (NAICS), que clasifica a los negocios según la particularidad del producto y servicio que proporcionen.
El segundo requisito es cumplir con las normas de tamaño para tener derecho a los contratos gubernamentales reservados a pequeños negocios, y que definen la magnitud máxima que puede tener una empresa considerada pequeña para un contrato en particular. La SBA le asigna una norma de tamaño a cada código NAICS.
La mayoría de las compañías manufactureras con 500 empleados o menos, y la mayoría de las empresas no manufactureras con recibos anuales de menos de $7.5 millones en promedio se consideran pequeñas empresas. Sin embargo, hay excepciones por industria, precisa SBA.
El tercer requisito para participar en las contrataciones gubernamentales es registrarse en el Sistema de Administración de Adjudicaciones (SAM), una base de datos en la que las agencias del gobierno buscan contratistas.
El registro certifica que su empresa tiene derecho a los contratos reservados para pequeñas empresas. El perfil de su negocio en el SAM es como un currículo, por lo que es importante usar términos precisos, descriptivos y atractivos para que los funcionarios de contratos los encuentren en los resultados de las búsquedas.
El registro también establecerá el derecho a contratos dentro de algún programa de la SBA por ser una empresa en desventaja, propiedad de mujeres, veteranos, minorías, o por situarse en una zona subutilizada. El cuarto requisito es mantener el cumplimiento de todas las leyes y reglamentos para mostrarse siempre como opción atractiva.