Inicio Uncategorized Mejoras en el PPP

Mejoras en el PPP

134
0
La administración Biden realizó cambios al Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP), que existe desde el primer paquete de ayuda federal por la pandemia, con el fin de hacerlo más útil a empresas pequeñas y unipersonales que habían sido excluidas, informó la Administración de Pequeños Negocios (SBA).
Uno de los cambios fue establecer un periodo exclusivo de 14 días, que vence el 9 de marzo, solo para que las empresas más pequeñas y organizaciones sin fines de lucro, con menos de 20 empleados, tengan oportunidad de conseguir un préstamo, como ayuda a negocios con mayores dificultades para acceder al capital.
Otro es la revisión de la fórmula de cálculo de préstamos para que los trabajadores por cuenta propia, los contratistas independientes y propietarios únicos (que básicamente, trabajan para ellos mismos) sean elegibles para obtener montos de préstamos mayores, de un fondo exclusivo de $1,000 millones.
Las empresas con 500 empleados o menos pueden pedir prestado 2,5 veces sus costos de nómina mensual promedio, hasta $10 millones, a una tasa de interés del 1% y plazo de cinco años. Hay préstamos para los prestatarios por primera vez y otros para los que repiten.
Las empresas con 300 empleados o menos pueden pedir prestado 2,5 veces sus costos de nómina mensual promedio, hasta $2 millones. Mientras que las empresas de alojamiento y servicios alimentarios hasta 3,5 veces el costo promedio mensual de su nómina.
Para las empresas con menos de diez empleados, el porcentaje de financiación aumentó casi un 60%, las de comunidades rurales casi un 30%, y la proporción de fondos distribuidos a través de financieras de desarrollo comunitario e instituciones de depósito minoritarias se incrementó  en más del 40%
Los solicitantes deben demostrar que han utilizado o utilizarán su primer préstamo PPP, y los que recurren por segunda vez deben mostrar al menos una caída del 25% en los ingresos brutos en trimestres comparables en 2019 y 2020.
Para calcular el monto máximo de su préstamo, las empresas podrán utilizar los ingresos brutos que figuran en sus declaraciones de impuestos, en lugar de sus ganancias netas. No hay muchas condiciones para los prestatarios sin empleados, quienes pueden utilizar el préstamo como su propia compensación.
Los ajustes aumentan el acceso al capital para las empresas más pequeñas, como personas que trabajan por cuenta propia, que fueron “estructuralmente excluidas del programa o aprobadas por tan solo $ 1”, explicó la BSA. Los préstamos PPP pueden perdonarse si se cumplen ciertos requisitos, lo que significa que son esencialmente subvenciones con condiciones.
El PPP es un programa federal que se creó el año pasado para alentar a las empresas a mantener a los trabajadores en nómina. En su primera edición género críticas por cambiar sus reglas con frecuencia, favorecer a empresas más grandes y con relaciones bancarias sobre los negocios no bancarizados, además de fraude.
Sin embargo, también se le atribuye al PPP el mérito de ayudar a muchas empresas a sobrevivir y hacer que los cheques de pago lleguen a los empleados. En el 2021 el programa se relanzó el 11 de enero con $ 284 mil millones en el segundo paquete de ayuda para la pandemia.
De abril a agosto del 2020 la SBA aprobó 5,2 millones de préstamos PPP por $ 525,000 millones; cuando cerró, quedaron sin gastar $ 134,000 millones. En lo que va del año se han aprobado cerca de 1,9 millones de préstamos por casi $ 140,000 millones. Se prevé que el programa finalice el 31 de marzo.