Inicio Tecnología Despidos y menos producción en planta Ford Chicago

Despidos y menos producción en planta Ford Chicago

98
0

HINA-Ford Motor Co. confirmó sus planes para reducir la producción y despedir temporalmente a trabajadores en la planta de ensamblaje de Chicago, debido a la interrupción de los procesos de fabricación en todo el mundo a causa de la pandemia de Covid-19.

Con el anuncio el fabricante de automóviles confirmó cuatro plantas que sufrirán despidos o reducciones de turnos ante la escasez de piezas, particularmente de chips semiconductores, así como una más, en Ohio, con el fin de adaptar su producción a la demanda.

Los sitios que sufren escasez de piezas son: la planta de ensamblaje de Dearborn, en Michigan, que fabrica la camioneta F-150; la de Kansas City, en Kansas, también fabricante de la F-150. Además, la planta de Louisville, Kentucky, donde se produce el Ford Escape y el Lincoln Corsair; y la de Chicago, la cual arma el Explorer, Police Interceptor y Lincoln Aviator.

En tanto, Ford planea reducir horas en la planta de ensamblaje de la ciudad de Sheffield, Ohio, que fabrica las camionetas Ford F-650 y F-750 además de las F-350/450/550 Super Duty Chassis Cab, E-Series Cutaway y Stripped Chassis. Estos recortes no están relacionados con la escasez de piezas sino con el ordenamiento de la producción, según aclaró en un comunicado.

Ford reveló que 300 de sus 1,800 trabajadores que construyen las camionetas F-650 y F-750 en Sheffield, ubicada al oeste de Cleveland, fueron despedidos durante las primeras dos semanas de enero, y habrá nuevos despidos la primera y última semana de febrero, ademas de una reducción de turnos. Confió en que la línea vuelva a funcionar a principio de marzo.

En cuanto a la planta de ensamblaje de Chicago, el gerente global de comunicaciones laborales y manufactura de Ford Kelli Felker explicó en el comunicado que se despedirán dos turnos la primera semana de febrero, con lo que la planta que emplea a 5,300 trabajadores reducirá a un turno sus operaciones.

La escasez de chips semiconductores afecta la producción de automóviles a nivel mundial debido a que esas piezas se utilizan para la automatización, la electrificación, la conectividad digital y la seguridad, desde la gestión informática del motor hasta la asistencia al conductor, como el frenado de emergencia. Además de su uso por fabricantes externos de computadoras.