Inicio Noticias Prohíbe condado de DuPage marihuana recreativa

Prohíbe condado de DuPage marihuana recreativa

141
0

HINA-El condado de DuPage prohibió en su territorio los dispensarios de marihuana recreativa, pero aprobó un impuesto del 3% sobre la venta de cannabis con fines de entretenimiento en los municipios que integran su demarcación.

La decisión de no participar en las ventas minoristas de marihuana fue apoyada por varias comunidades dentro del condado, incluidas Naperville, Lisle, Wheaton, Elmhurst, Downers Grove y Bolingbrook, y otras cinco que expresaron que están valorando respaldar esa prohibición.

DuPage es el primer condado de Illinois en no permitir la venta de marihuana recreativa, destacó en un comunicado el portavoz de la jurisdicción, Evan Shields. “No podemos controlar la elección que se hizo de legalizar el cannabis recreativo en todas partes del estado, pero si podemos evitar su venta en nuestro condado”, dijo

Segun la ley estatal que legaliza la marihuana recreativa (a partir del primero de enero de 2020) se permite a los municipios “optar por no participar”y prohibir las ventas minoristas dentro de sus límites. En junio, Illinois se convirtió en el undécimo estado de la unión americana en autorizar la venta de marihuana recreativa.

La semana pasada los integrantes de la Junta del Condado de DuPage votaron “optar por no participar”, y destacaron que la marihuana sigue siendo una droga ilegal a nivel federal. Señalaron varios estudios que muestran un aumento en la adicción y en el número de jóvenes que usan marihuana en los estados donde se ha legalizado.

Entre ellos, mencionaron un análisis reciente de Colorado el cual muestra que el dinero generado al gravar la venta de marihuana recreativa no cubre costos asociados con la aplicación de la ley o esfuerzos de tratamiento relacionados con la droga. También, que la legalización dará como resultado una mayor accesibilidad y uso ilícito a menores de edad.

 

Los partidarios de permitir la venta minorista de marihuana argumentaron que prohibirla no impedirá que la gente la use. Además, que los ingresos fiscales generados por la venta al por menor en áreas no incorporadas podrían ayudar a cubrir la aplicación de la ley, el tratamiento o los programas de educación sobre la conciencia de las drogas, dijeron.