Inicio Noticias Inteligencia artificial para ayudar a abordar la crisis de salud mental

Inteligencia artificial para ayudar a abordar la crisis de salud mental

134
0

HINA-Científicos de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC) desarrollan tecnología de inteligencia artificial aplicada al control de afectaciones a la salud mental, lo que permitiría a los pacientes usar sus teléfonos inteligentes para rastrear sus patrones neurológicos.

El Centro de Depresión y Resiliencia de la UIC estudia el potencial que esta tecnología portátil, que ya se utiliza en el control de aspectos de rendimiento físico y algunas condiciones médicas, podría aportar a las personas en la toma del control de su propia salud mental.

Actualmente los rastreadores de estado físico recopilan información que revela tendencias sobre hábitos de ejercicio del usuario, estado cardiovascular, ciclos menstruales, patrones de sueño, entre otros. “Esa actividad digital puede usarse para capacitar a las personas a que tomen decisiones informadas sobre su salud”, indica una publicación de la UIC.

El centro lanzó la Iniciativa de Salud Mental Digital, un esfuerzo por integrar tecnología de seguimiento de datos físicos a la salud mental, desarrollando herramientas gratuitas que permitan el tratamiento a poblaciones vulnerables, una gran cifra de pacientes que viven con enfermedades mentales y del comportamiento en Chicago, con sociales y económicos para acceder a su atención.

El proyecto identificó falta de servicios de salud mental en varias zonas de Chicago, en particular oeste, agravado por el cierre de más de la mitad de las clínicas especializadas de la ciudad en 2012.  En la medida que la iniciativa pase de la fase de investigación a la implementación, los investigadores enfatizarán su despliegue en los vecindarios de Austin, Lawndale, Garfield Park, Pilsen y Little Village.

De acuerdo con una encuesta de Sinai Community Health, el 25 % de los adultos en Lawndale padecen síntomas del trastorno de estrés postraumático, mientras que uno de cada seis experimenta síntomas de depresión, lo que a menudo no se diagnostica debido al alto costo de la atención, la falta de seguro de salud y la dificultad para encontrar un proveedor.

Actualmente en el centro se desarrolla el programa DiaBetty, un entrenador de diabetes digital basado en Alexa, bajo la coordinación del Dr. Olusola Ajilore, profesor asociado en psiquiatría. La aplicación aprovecha el asistente virtual de Amazon para ayudar a los pacientes a controlar sus tratamientos contra la diabetes, e incorpora inteligencia artificial en apoyo a su salud mental.

La tecnología le permite a Alexa aprender a leer patrones de habla y las características acústicas de la voz de un usuario para detectar cosas como el estrés, factor importante para tratar la diabetes, así como el estado emocional. Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen el doble de probabilidades de desarrollar depresión en comparación con aquellos sin diabetes.

Por si sola DiaBetty no puede tratar una enfermedad mental, pero es una herramienta importante para coordinar la atención en el tratamiento de la misma. Al evaluar las emociones de un paciente, la inteligencia artificial puede dar consejos sobre la mejor forma de controlar la diabetes en el contexto del estado de ánimo y el estilo de vida de una persona.

El otro programa en desarrollo es BiAffect, a cargo del Dr. Alex Leow, profesor en psiquiatría y bioingeniería. La aplicación es un rastreador de salud mental que obtiene datos en función de las pulsaciones del teclado del teléfono del usuario. No rastrea lo que escribe sino cómo escribe, procesos de pensamiento y síntomas de comportamiento que podrían indicar una enfermedad subyacente.

“Debido a que el teléfono es lo primero y lo último con lo que muchas personas interactúan a diario, eso lo convierte en la herramienta perfecta para registrar datos cognitivos. Cuando el índice de síntomas de depresión es más alto, entonces comenzamos a ver más errores tipográficos registrados por el auto-corrector”, dijo Leow.

La aplicación es efectiva para identificar episodios maníacos y depresivos cuando los errores tipográficos se vuelven más frecuentes y erráticos, la velocidad de escritura disminuye y un usuario puede estar escribiendo en altas horas de la noche debido a un horario de sueño interrumpido.

Esta aplicación ya está disponible de forma gratuita en Iphone, sin embargo, la siguiente fase en la que trabaja el centro es construir y mejorar la tecnología en diferentes plataformas, y prepararla para un uso semi-comercial. Estas aplicaciones no reemplazan a un médico, pero brindan a los pacientes la información necesaria para ser participantes activos en el mantenimiento de su salud mental y emocional.