Welcome to Paco Collective

El tangible cambio demográfico del país ha llevado a los creadores de Paco Communications a cambiar el apellido de una agencia que expande su presencia en otras etnias para moverse en territorio del “Cross-cultural”.

  Ozzie Godínez prefiere hablar de ‘evolución’ en lugar de ‘cambio’: después de todo, Paco Collective responde más que otra cosa a una evolución demográfica de un país cada vez más multicolor.
“Cambio implica algo más drástico para nosotros. Nunca vamos a perder nuestro lado latino, es parte de la cultura de la agencia”, explica.
La palabra Collective retrata ese nuevo rostro poblacional, y al mismo tiempo expresa la evolución de una  empresa de Mercadotecnia que debe su frenético crecimiento a su capacidad de adaptarse a las tendencias del mercado.
“Para nosotros Collective significa trabajo colectivo, grupal, de equipo. Esa es la mejor manera de enfrentar los nuevos desafíos de un mercado tan cambiante como el de hoy”, afirma Pablo Acosta, socio de la firma.
Fiel a este concepto, los empresarios reinventan la compañía armando un equipo multiétnico que incluye latinos, afroamericanos, asiáticos y gente de origen árabe, así como especialistas de diferentes regiones del país.
“Nos transformamos en una agencia multicolor. Queremos vivir lo que estamos tratando de predicar. Eso marca una diferencia que de alguna manera nos pondrá en una situación privilegiada en el mercado”,  agrega Acosta.
Con todo, Paco sigue siendo una palabra sagrada: “Así empezamos, y nunca vamos a perder  la raíz latina de la compañía”, insiste Godínez cuya máxima es el “Join together and coming go”, juntarse para alcanzar una meta común que beneficie al cliente.
“El nuevo nombre sobrevino de manera natural, afirma.  Si bien Paco comenzó como una agencia enfocada en el mercado hispano, empezamos a diseñar iniciativas tan fuertes  que funcionaron para el llamado mercado general.
Nadar en las aguas multiétnicas desde un inicio fue “un ejercicio perfecto” para enfrentar los actuales retos, dice Acosta.  “Hicimos el camino al revés de otras empresas que han estado enfocadas en el ‘mercado general’ y hoy se ven forzadas a llegar al mercado que es para nosotros familiar.
Según Godínez,  su incursión en el “Cross-cultural”  fue  lo que le permitió a la empresa  ganar más proyectos y crecer.
“El hecho de que hayamos empezado en la forma que lo hicimos, permite que hoy estemos mejor posicionados.  Y lo estamos viendo en las propuestas de corporativos que no están llegando”, estimó.
Más de la mitad de los ingresos del pasado año –afirma-  no proceden de empresas interesadas en el mercado latino, sino en otras etnias.
Sin embargo,  los latinos siguen siendo una comunidad atractiva para los grandes corporativos, a sabiendas que es la etnia de más rápido crecimiento y que forman una masa importante de la generación del Milenio,  que cifra en más del 50 por ciento de población No-blanca.
Son una generación muy interesante, explica: “Cuando están con amigos usan el Spanglish, en casa hablan español con sus padres e inglés en el trabajo o la universidad. Es un consumidor muy dinámico que entra y sale de uno y otro idioma con facilidad”.
Su historia es un vivo testimonio. La empresa fue fundada en el 2006 con dos personas, Pablo y Ozzie, y cero cliente.  Cuatro años después, empleaban a 15 personas y hoy tienen 40 personas, con un incremento sostenido de las ventas que en 2014 alcanzaron los $10 millones.
  Para Ozzie el futuro de PACO Collective es prometedor, enfocado en continuar ganando la confianza de clientes actuales como ComEd, Blue Cross Blue Shield, Gift of Hope y Chicago White Sox, y ampliar sus horizontes a cuentas nacionales e internationales, un sueño lejano durante los días de incertidumbre que rodearon la empresa en su creación.
“Fundamos la compañía en un ambiente económico terrible. Era el momento en que el país estaba pasando por una crisis muy fuerte. Pero mientras muchas empresas se estaban encogiendo, no podían como adaptarse al inesperado escenario, nosotros florecíamos”, recuerda Acosta.
Godínez lo resume así: “Sobrevivimos porque éramos pequeños y eso nos permitía ser flexible, ágiles, no teníamos miedo a pensar en grande. Eso nos ayudó a crecer”.
Y algo más: “Jugamos al duro y trabajamos duro. Luchamos, lloramos y tomamos tequila juntos (para celebrar el éxito).
Please follow and like us: