Un aplauso a los audaces

Hay una famosa frase del poeta romano Virgilio que al parecer el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg,  la tomó como propia:  la fortuna sonríe a los audaces.

 

Zuckerberg no sólo tuvo la inteligencia, sino también la audacia de crear en 2004 una red social que, sin imaginarlo entonces, es una joya de la vida moderna, con mil millones de usuarios en todo el mundo y valorada en mas de 40 mil millones en la bolsa de valores.

 

El nombre de Zuckerberg salió otra vez a relucir mientras preparábamos la primera publicación digital de “Latinos 40 Under 40” en Chicago y este número dedicado a los negocios en manos de “milenios”.

 

Como quizás el máximo exponente de esta generación de empresarios, ‘Zuck’ sirve de inspiración a todo aquel que quiera abrirse camino al éxito con la mirada en el cosmo y los pies en la tierra.

 

El reportaje de esta edición, Millennials in Business, también reconoce el esfuerzo de una legión de jóvenes frente a más desafíos de los que enfrentó hace 12 años el  hijo de un padre dentista y una madre psiquiatra que le puso rostro a la comunicación digital.

 

Le traemos aquí la sonrisa de triunfo de José Hernández, un llantero de La Villita quien a los pocos días de iniciarse como empresario fue asaltado por pandilleros y siguió adelante; la chispa visionaria de Jos Saldaña de llevar a México una franquicia de pizzas en Chicago y triunfar en el país vecino; las historia de dos gemelas de la ciudad que expandieron sus negocios de spa a Miami, y la de Carlos Currea, de 25 años, quien apuesta a la tecnología dentro del incubador de talentos 1871, en el emblemático Merchandise building.

La edición viene cargada de más vitamina con dos noticias de conocidos empresarios latinos, que en su vida de milenio perseveraron hasta el cansancio para conseguir la reputación de la que gozan hoy.

Porque muchas pestañas tuvo que quemar el colombiano Juan Gabriel Moreno para hacerse de un título universitario y hoy ser un multipremiado arquitecto que deja su huella en la misma ciudad que vio nacer el primer rascacielos.

En las páginas de esta edición aparece George Burciaga, un rostro recurrente en los casi 9 años de existencia de Negocios Now gracias a su tenaz espíritu emprendedor que hizo titulares en Chicago y más allá.

George no nació en una cuna de oro, sino en Pilsen, donde de niño  vendió gomas de mascar para ganarse la vida, estudió, abrió su empresa de tecnología y la desarrolló a un punto de facturar más de $8 millones en ventas.

Elevate Digital, como rebautizó su compañía,  recientemente fue comprada por un corporativo que busca relanzarla nacionalmente. George  logró también el éxito con mucha audacia y el alma de emprendedor que, salvando la distancia del inminente Mark Zuckerberg, convirtieron sus sueños en una realidad.

 

 

 

Please follow and like us: