¿Por qué no abrir su propia empresa?

   
Cuando de generación de milenio en negocios se hable, el primer nombre que salta a su mente pudiera ser Mark Zuckerberg, quien fundó Facebook en 2004, cuando era un estudiante universitario.

  La historia es conocida: Zuckerberg abandonó la Universidad, trasladó su compañía a Silicon Valley y en el 2015, a la edad de 31 años, figuraba entre las personas más ricas del mundo con una fortuna de $40 mil millones. “Zuck”, como le llaman sus más íntimos, resulta un faro para muchos de su generación que buscan trazar su destino con una empresa propia. No pocos, como los jóvenes perfilados en esta edición, lo están intentando.

 Sin embargo, varios estudios sugieren  que la Generación de Milenio, no tiene el empuje empresarial que muchos imaginaron, si bien navegan con la corriente a su favor en las aguas de la tecnología avanzada y de las redes sociales que tiene Zuckerberg, con su mágico Facebook, a su máximo exponente.

 

Por Esteban Montero

Attention Millennials Billboard Sign Attract Generation Y Custom

 

Es la generación que tuvo la dicha de vivir en el boom de los teléfonos inteligentes, el iphone,  el text message e interconexiones sin precedentes con la llegada del  wifi cambiado la manera de vivir y pensar.

Tan intensa es su relación con la tecnología que suelen caer presa del FOBO (Fear of Being Offline), como se ha bautizado al miedo de muchos adolescentes y adultos jóvenes a no tener acceso a conexión inalámbrica o quedarse sin bacteria en sus equipos electrónicos.

A sabiendas que la tecnología es imprescindible para el desarrollo empresarial y las oportunidades que esta brinda,  es de suponer que los Milenios sea el segmento de más rápido crecimiento respecto a la apertura de negocios. Hay estudios que apoyan esta teoría.  Otros van en sentido contrario.

Según una encuesta de la Universidad Bentley en Boston, MA, que se enfoca en negocios, un 13 por ciento de los estudiantes encuestados afirmó que su objetivo era crecer profesionalmente para convertirse en CEO o presidente de una compañía.

En contraste, el 67 por ciento aseguró que quieren empezar su propia compañía.

Para Fred Tuffile, Director del Programa de Estudios de Bentley, los milenios quieren tomar el control de su propio destino porque sospechan que por formas tradicionales, no llegarán a ningún lado.

Los milenios ven el caos, la desconfianza en la administración de empresas, las malas noticias con los negocios y la manera en que sus familiares son despedidos, explica el académico a la revista Forbes.

“Se dan cuenta que  iniciar una compañía, aún si fracasan, les enseña más en dos años que sentado en un cubículo durante 20 años”,  agregó.

Sin embargo, un reciente estudio de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) realizado por su oficina encargada de las investigaciones económicas, arroja algunos datos sorprendentes de la generación del Milenio.

Daniel Wilmoth, jefe del equipo que emitió el reporte, asegura que el espectacular éxito empresarial de algunos milenios y la proliferación de programas diseñados para replicar ese éxito, han dejado la impresión de una generación en la cual el espíritu de emprendedor está muy próspero. Sin embargo, el estudio muestra otra realidad.

El reporte indica que en 2014 menos del 2 por ciento de los milenios eran auto-empleados, comparado con el 7.6 por ciento de la Generación X (que precedió a los milenios) y el 8.3 por ciento de los Baby Boomers.

Otro estudio de Experian, una empresa que mide la calificacion de creditos, señala que los milenios son menos educados que la generación precedente.

Según la encuesta, 15 por ciento de los dueños de negocios milenios aseguran que no ganaron un diploma de secundaria, en comparación con el 12 por ciento de la generación anterior.

Asimismo, el 16 por ciento asegura haber completado una licenciatura, mientras que los “baby boomers, el porcentaje es de 19.

En realidad, las industrias más populares para los milenios en materia de negocios no requieren de una licenciatura. Estas son: Servicios a negocios ( 5.9 por ciento), contratistas generales (3.8 por ciento), realizadores de peliculas y videos, 3.3 por ciento y salones de belleza, 3.2 por ciento.

Idaima Robles, Directora de Acceso a capital de Women Business Development Center, en Chicago, asegura que unas de las causas de esta tendencia podría estar relacionada con la carencia de recursos financieros necesarios para iniciar un negocio.

“Muchos jóvenes salen de la Universidad con una buena idea de negocio, pero no tienen historial crediticio, o algo de valor para usarlo como colateral para respaldar el préstamo , y les resulta dificil conseguirlo de un banco”, afirmó.

Es ahí cuando las fuentes alternativas de préstamos (como WBDC y Accion Chicago), podrían desempeñar un papel para ayudar a esta generación a llevar a Adelante sus sueños, indicó

En conexión con un sinnúmero de jóvenes latinos milenios, Roble dijo que este grupo es clave en ayudar a generaciones empresarios a mover sus Negocios en las aguas de la tecnología y las finanzas.

“He visto que ayudan a sus padres a manejar las finanzas de sus pequeños negocio, a simplificarle la operacion y la vida con una tecnología a la mano, a veces en su propio teléfono celular, pero que no conocen.

Please follow and like us: