Los Mangos que crecen con Social Media

La mezcla de Medios Sociales con ‘frutas’ lo puede llevar a la gloria empresarial.

Pudiera ser que para Jorge Angel,  Eladio y Judith Montoya esta frase sea más que un chiste.

Los dueños de la nevería-frutería Los Mangos están afinando la apertura del establecimiento número 8 de esta minicadena que tuvo su origen hace apenas 4 años cuando los Montoya se dieron cuenta que la raspa y la nieve traían más dividendos que una dulcería abierta por la pareja.

En solo cuatro años, Los Mangos exhibe siete locales, cinco en Chicago, uno en Cicero y otro en Aurora. Esa expansión puede calificarse como un fenómeno empresarial en el que muchos han soñado sin tener éxito.

Y el triunfo empresarial, el trabajo duro y la persistencia han sido una constante, pero también la manera en que los jóvenes  emprendedores han sabido “mover los mangos” en los Medios Sociales.

“Facebook y los medios sociales en general han sido para nosotros muy importantes.  Por este medio, anunciamos las ofertas y promociones, y también requerimos de empleados.  La respuesta es inmediata”, afirma Judith.

Otra vía de promoverse es mediante la distribución de volantes (flyers) en los vecindarios y los alrededores donde están sus establecimientos, así como tarjetas de promoción.

“Por la compra de nueve productos, le damos uno gratis.  Esto último ha estado funcionado muy bien”. Es parte de los secretos de Angel.

¿Pero cuánto más hubieran crecido si se anunciaran por medios masivos como la televisión y la radio?

Angel asegura que estos medios no solo son “muy caros” para una pequeña empresa como la que tiene, sino también que resulta muy difícil medir el resultado.

“Puedes ver el anuncio en la TV, pero no tienes manera de medir el resultado. Ese es el problema”, aseguró.

Y pensar que el negocio surgió en una dulcería que Eladio y Judith abrieron en la 31th y Avers.

Por entonces la pareja ofreció la venta de raspas y  nieves en una esquinita del inmueble y con el tiempo le empezó a dar más dinero que la dulcería. 

Fue así que cerraron la dulcería y abrieron Los Mangos  que en el invierno calienta un poco su mercadotecnia agregando al menú tamales, atoles y champurrado. No hay mal que por bien no venga.

Please follow and like us: