La pregunta de los 2.5 billones

Los pequeños contratistas suelen mirar con recelo a las grandes corporaciones que obtienen gigantescos contratos públicos. Y muchas veces ni siquiera pueden sentarse a competir con esos grandes conglomerados.

Para esos empresarios que están obligados a ubicarse en los sitios más desventajosos de la mesa de negociaciones, el estado de Illinois ofrece el programa Small Contractor Bridge (Puente para Pequeños Contratistas), que otorga seguros y pre-aprobación para proyectos de obras públicas.
El programa, que se lanzó en el primer trimestre de 2013, regresa renovado y con nuevos bríos en este 2014, para el que ya hay 1 millón de dólares disponibles. Con dicho aporte, pequeños contratistas y minorías podrían obtener contratos públicos con el estado de Illinois, que dispone este año de $2.5 billones para tales efectos.
El Puente para Pequeños Contratistas se encuentra actualmente en una etapa piloto, con un total de $1 millón de dólares disponibles para financiamiento gracias al aporte igualitario de IFA (Illinois Financial Authority)  y CCLF (Chicago Community Loan Fund), que otorgaron $500,000 cada uno.
El capital disponible representa una luz de esperanza para ciertas minorías. “Tenemos que abrirles más las puertas a los negocios de hispanos, afroamericanos y mujeres, no solo para que puedan aprovechar esta oportunidad y crecer sus negocios, sino también para que haya más competencia, lo cual redundaría en propuestas de proyectos más económicas y, en consecuencia, más beneficios a las arcas del Estado”, dijo Gilbert Villegas, Chief of Staff del Capital Development Board (CDB).
De acuerdo con Villegas, el estado de Illinois dispone este año de 2.5 billones de dólares para proyectos de construcción e ingeniería. De ellos, 1,000 millones corresponden a IDOT (Departamento de Transporte de Illinois), otros 1,000 millones para el Tollway estatal (encargado de las autopistas) y otros 500 millones están destinados para el Illinois Capital Development Board.
El plan es parte de una idea conjunta que involucra a la administración del gobernador Pat Quinn y las organizaciones IFA y CCLF, pero además incluye a otras agencias menores estatales. La idea de IFA consiste en continuar expandiendo los recursos de financiamiento a través de otros prestamistas locales en todo el estado de Illinois.
El programa permite respaldar a los pequeños contratistas a participar en la obtención de diversos contratos. El Estado de Illinois, por ley, requiere que cada negocio que participe en un proyecto tenga un seguro (bond), pero muchos empresarios carecen de dicho seguro. Con el yasesoramiento de Illinois Financial Authorit, las empresas consiguen saltar este obstáculo para obtener el seguro y las garantías necesarias para competir en las licitaciones y obtener contratos públicos.
A través del programa, los contratistas pueden obtener préstamos para pólizas de seguros, préstamos de equipos, pagos de empleados y otros gastos relacionados con los proyectos. Los préstamos de 12 meses tienen intereses que oscilan entre el 6 y el 8 por ciento. El proceso de aplicación para contratistas está claramente definido. Una vez decididos a presentarse a la licitación de un proyecto, los empresarios deben comenzar a negociar con CCLF y una firma de seguros asociada al proyecto para establecer confianza mutua y demostrar que cuentan con las garantías necesarias para obtener la aprobación, de acuerdo con los requisitos generales del programa.
Si la Junta de Directores de IFA da la aprobación, esta organización compra entonces el 50 por ciento del monto principal de cada préstamo de capital (que puede oscilar entre un mínimo de $25,000 y un máximo de $250,00) para reducir el riesgo para los involucrados y liberar fondos adicionales para préstamos futuros.
El programa tiene un contacto estrecho con la Iniciativa para Pequeños Contratistas, que fuera lanzada en todo Estados Unidos por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés). Ya son varias las agencias que se han registrado para participar en el proyecto. Algunas de ellas son organizaciones gigantescas como Illinois Tollway, encargada de los peajes a nivel estatal, el Departamento de Transportes de Illinois y la Junta de Desarrollo de Capital del estado.
Con el puente de dinero disponible para pequeños contratistas, ciertas minorías y empresas de menor escala podrán ahora competir con corporaciones gigantescas y avanzar por un puente hacia contratos públicos igualmente gigantescos.
Please follow and like us: