Estrategias para impulsar el crecimiento empresarial

Chicago (HINA) – La principal razón de ser de un negocio es su crecimiento, de ahí que los empresarios intenten materializarlo cuanto antes. Ciertamente, no es una misión de dos días, sin embargo, esta puede lograrse más temprano que tarde si se toman ciertas estrategias fundamentales.

Compartir el conocimiento

Esta idea es muy rentable porque no conlleva gastos de dinero. El empresario puede sacarle provecho a su experiencia, compartiéndola con sus clientes activos y potenciales. Se trata de que la clientela lo vea como una fuente de conocimientos sobre el área en que se desarrolla y sepa que puede seguir sus recomendaciones.

Cuando un cliente sale satisfecho de un negocio, aunque no haya adquirido el producto o servicio ofrecido, lo más probable es que regrese y que, además, hable bien del trato recibido, de la calidad de la oferta y los conocimientos del dueño.

Rediseñar un producto o servicio y volver a lanzarlo 

Por más que un producto o servicio parezca ser ideal, lo cierto es que siempre estará sujeto a mejoras. En este sentido, el comerciante no debe encariñarse demasiado con la idea original, sino ser consciente de que una renovación podría marcar la diferencia. Bien podría ser un cambio de formato, presentación o empaque, o quizás la adición de un regalo o un bono tras la compra.

El caso es volver a captar la atención de la clientela hacia el mismo producto o servicio. Para ello, lo recomendable es acompañar el cambio con una buena campaña de publicidad, una campaña llena de creatividad y pasión, que enganche a viejos y nuevos clientes, y que reafirme al negocio como una empresa en constante renovación.     

Actuar rápido

Cuando se quiere crecer rápido, una de las medidas más efectivas es imprimirle mayor velocidad al negocio. Básicamente, se trata de que el empresario y su junta directiva estén muy al día de todo cuanto acontece en la empresa, que se reúnan a diario para analizar el estado de las prioridades, así como para conocer y manejar los problemas que pudieran presentarse.

En estas reuniones, habría que hablar también de las metas a corto, mediano y largo plazos en aras de no perder el rumbo de lo que se pretende lograr. La innovación, la creatividad y el conocimiento acerca de lo que necesita el cliente, igualmente serán factores a tener en cuenta.

Las grandes compañías, esas que han triunfado y que sirven de punto de referencia a las que intentan abrirse paso, han reconocido que estas estrategias, entre otras, fueron (y son) cruciales en su rápido crecimiento.  (Hispanic News Agency).

Please follow and like us: