Inicio Noticias Prevé alcaldesa recortes laborales en presupuesto

Prevé alcaldesa recortes laborales en presupuesto

11
0

La alcaldesa Lori Lightfoot anunció que perdió la esperanza de que el Congreso rescate a Chicago de un déficit de $ 1.2 mil millones, el cual pretende arreglar en parte con $ 200 millones en ahorros por ajustes laborales.

Eso significa despidos, recortes salariales, días de licencia o una combinación de los tres, así como el aumento masivo del impuesto a la propiedad que ha tratado de evitar. “Tenemos que arreglar esto nosotros mismos y lo arreglaremos. El dolor y las decisiones difíciles se tendrán que tomar. No los disfruto en absoluto“, dijo.

Lightfoot declaró que los legisladores republicanos y demócratas en el Congreso han eludido su responsabilidad de abordar el efecto catastrófico que la pandemia ha tenido en la economía de Chicago y otras ciudades importantes. Advirtió que en su plan de ajuste se guiara por la “equidad e inclusión”, por lo que solicita a su equipo una apreciación precisa de todos los impactos.

“Solicito en particular que distingan la raza, la etnia, el género, lo que va a pasar con todas nuestras pequeñas empresas, y analicen de todas las formas posibles para que comprendamos los impactos potenciales en la vida de las personas”, precisó.

Aseguró que está buscando una “gama de opciones” que pondrá a prueba a los concejales con los que tiene una relación tensa. Sin embargo, la única opción de ingresos que su equipo financiero ha confirmado es un aumento (del 7.5% al ??9%) en el impuesto al arrendamiento de propiedad personal sobre el arrendamiento de computadoras y servicios en la nube.

“Les he dicho a mis colegas en el Concejo Municipal, este será el presupuesto más difícil por el que votarán probablemente dado el tamaño de los desafíos y nuestro deseo de no descartar los valores que a todos nos importan al hacer inversiones en las personas y en comunidades ”, dijo.

La alcaldesa solicitó a los sindicatos que la ayudaran a ahorrar $200 millones de dólares, lo que probablemente implique  despidos que ha intentado evitar o un plan de sacrificio compartido que incluya días libres o recortes salariales para todos los empleados de la ciudad.