Inicio Noticias “Será necesario tomar algunas decisiones dolorosas”

“Será necesario tomar algunas decisiones dolorosas”

29
0

Así se expresó la alcaldesa Lori Lightfoot luego de anunciar que Chicago tendrá un déficit presupuestal de 1.2 mil millones en 2021

Hispanic News Agency (HINA)

Debido a los gastos para enfrentar la pandemia Chicago enfrentará un déficit presupuestario de $1.2 mil millones de dólares para el año fiscal 2021.
Del déficit presupuestario proyectado, $783 millones se deben a los desembolsos de la ciudad por la pandemia.
El reciente anuncio de la alcaldesa Lori Lightfoot muestra el colosal desafío que la administración tiene por delante motivado por una crisis sanitaria que aún sigue cobrando vidas humanas, contagiando a miles e impactando en casi todos los aspectos de la economía y la sociedad.
Al informar sobre el incierto escenario que se avecina, Lori dejó en claro que Chicago se enfrenta a «una crisis diferente a todo lo que hemos experimentado en nuestras vidas»,
Como consecuencia del Covid-19 el panorama económico empeoró significativamente durante los últimos tres meses en la ciudad que durante el presente año también corre en números rojos por un monto de $799 millones.
Lightfoot ha encargado a su equipo de presupuesto «reimaginar cómo opera nuestro gobierno después del COVID-19», abriendo la puerta a los despidos, una opción que la alcaldesa -dijo- tratará de evitar.
“La realidad es que la vida será diferente en el futuro previsible, impactando en la forma en que se brindan los servicios hoy y cómo se estructuran los departamentos, y debemos ajustarnos para cumplir con esa realidad”, dijo Lightfoot. «Será necesario tomar algunas decisiones dolorosas, incluida la probable necesidad de reducciones de personal», advirtió.
Las negociaciones ya han comenzado con los sindicatos que representan a los más de 37,000 empleados de la ciudad, dijo
Lightfoot no descarta pedirle al Concejo Municipal que apruebe un aumento de impuestos a la propiedad, incluso cuando muchos concejales todavía tienen cicatrices políticas de la votación de 2015 para aumentar los impuestos a la propiedad en $543 millones durante cuatro años para financiar las pensiones de la policía y los bomberos.
En una entrevista con Chicago Tonight, la alcaldesa dijo que si bien es una opción que mantiene sobre la mesa, “ello está al final de la lista de opciones».