Inicio Noticias Plan de CPS para un retorno parcial a clases

Plan de CPS para un retorno parcial a clases

51
0

En su regreso a las aulas, la mayoría de los estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago tendrían dos días en clase presencial, de manera rotativa, dos días de trabajo remoto en casa y un día de instrucción virtual con su maestro, de acuerdo con la propuesta del plan de la ciudad para el retorno a clases en septiembre.

La ciudad anunció la propuesta de regreso a la escuela, llamada “marco preliminar”, la cual aún está recopilando comentarios antes de que se tome una decisión final sobre las acciones para el nuevo ciclo escolar que empieza en otoño. El plan será discutido con padres, maestros, estudiantes y expertos en salud durante un mes en cinco reuniones virtuales, con sesiones en inglés y español.

Los dos días de escuela por semana sería para la mayoría de grados escolares, de jardín de niños a décimo grado, mientras que los juniors y seniors se mantendrían en casa en clases virtuales. Casi el total de los maestros y el personal estarían en las escuelas al menos cuatro días a la semana y CPS agregaría 400 nuevos conserjes para mejorar la higiene de las instalaciones.

Cuando estén en la escuela, los estudiantes se congregarán en grupos de 15 para minimizar el contacto con los compañeros de clase, deberán usar cubre-bocas de tela y cumplir con los controles diarios de temperatura antes de ingresar al plantel. Un suministro de desinfectante para manos y toallitas estarían disponibles en cada aula.

Las decisiones finales sobre la enseñanza con asistencia en persona se tomarán a fines de agosto. El regreso a clases presenciales dos días a la semana significaría un ajuste gradual para los estudiantes después de meses de confinamiento debido a la pandemia de coronavirus, siempre y cuando autoridades de salud pública indiquen que se puede implementar de forma segura.

Algunos otros aspectos que incluye el marco preliminar son: el aprendizaje en persona estará disponible todos los días para los estudiantes en grupos de educación especial, debido a sus  necesidades únicas y el tamaño pequeño de sus programas, mientras que las escuelas con espacio y capacidad de personal darán clases presenciales a estudiantes que están aprendiendo el idioma inglés.

Las rotaciones programadas limitarán la población estudiantil a cerca del 50 % de la capacidad en un día típico. Los programas de Pre-K completos y de medio día se llevarán a cabo en persona, y cada padre de familia puede rechazar el aprendizaje  presencial de sus hijos, independientemente de si el alumno tiene una afección médica subyacente.

CPS continuará proporcionando computadoras a los estudiantes que aún necesitan la tecnología para hacer su trabajo escolar, y el distrito escolar proporcionará puntos de acceso gratuito a Internet de alta velocidad para 100,000 estudiantes.

Otros distritos escolares suburbanos ya comenzaron a implementar sus planes para el siguiente año escolar con un programa de aprendizaje similar, presencial y remoto, lo que contrasta con algunas ciudades del país que se mantendrán con instrucción remota debido a un aumento en los casos de contagio, como Los Ángeles y San Diego, en California, y Houston en Texas.