Inicio Noticias Nuevo plan estatal para manejo de COVID-19

Nuevo plan estatal para manejo de COVID-19

58
0

Ante el aumento de los casos de contagios de coronavirus durante el mes pasado, el gobernador J.B. Pritzker presentó un nuevo enfoque para combatir los brotes de la enfermedad en Illinois, que divide el estado en 11 regiones y ajusta las métricas con seguimiento preciso para determinar si se justifica alguna acción.

Este nuevo enfoque surgió debido a que el crecimiento en las pruebas y el rastreo de contactos “ha dado a los funcionarios una capacidad mucho más quirúrgica para manejar brotes y abordar problemas localmente”, dijo Pritzker.

La estrategia es más centrada, las 11 regiones corresponden a los Servicios Médicos de Emergencia de Illinois, y se incluyen pasos de mitigación únicos para diferentes categorías, como restaurantes y bares, oficinas o salones, que podrían usarse para responder específicamente a un tipo de brote en una parte del estado, frenar su propagación sin recurrir a restricciones y cierres generalizados.

De esta forma, la respuesta a cualquier resurgimiento de coronavirus se realizará regionalmente. El enfoque anterior del plan de reapertura dividió el estado en cuatro regiones, mientras que la nueva estrategia permite un monitoreo y respuesta más precisos.

El otro punto son las métricas establecidas para dar respuesta a posibles brotes, tomando medidas inmediatas para restringir ciertos tipos de actividades en la región afectada. Si el brote en una región alcanza los puntos de referencia del estado, existen tres medidas para mitigarlo, dependiendo de su gravedad, en diferentes categorías.

Por ejemplo, en bares y restaurantes el nivel 1 de respuesta es reducir la capacidad interior o suspender el servicio del sitio, el segundo nivel suspender el servicio de bar y comedor interior, y el tercero convertir el sitio en solo comida para llevar. Las acciones en reuniones (grupos, eventos, iglesias) contemplan primero agregar limitaciones en las reuniones y capacidad de la sala; en segundo nivel aumentarían los límites, y en tercero habría límites más estrictos.

En hospitales la respuesta en el primer nivel es reducir los procedimientos electivos, limitar las visitas; para el segundo suspender los procedimientos electivos y considerar agregar centros de atención COVID-19, mientras que en el tercero se agregarían esos centros de atención. En oficinas, el uno es enfatizar en el trabajo remoto, dos reducir la capacidad de la oficina, y tres recurrir al trabajo remoto para todos.

En gimnasios y recreación la primera respuesta es reducir la capacidad interior, segundo suspender los servicios y actividades en interiores, y tercero suspender las actividades organizadas en interiores y exteriores. Salones y cuidado personal primero paradas temporales relacionadas con brotes, segundo posibles pasos más amplios y  tercero suspender operaciones.

En tiendas minoristas la respuesta en el primer nivel es reducir la capacidad interior de la tienda, el segundo suspender las compras en persona en establecimientos no esenciales, con entrega en línea y en la acera, y tercero suspender todo el comercio minorista no esencial.

La tasa de contagios de siete días en Illinois aumentó a 3.1 después de rondar el 3% durante dos días, no obstante, es mucho más baja que la de los estados vecinos, cómo Indiana en 8.4%, Iowa 9.4%, y Wisconsin 6.8%, según datos de la Universidad Johns Hopkins. La ciudad de Chicago mantiene una tasa de 4.1%, y algunos municipios de sur del estado alcanzan el 5%.