Inicio Noticias Silvia Bonilla: «Nadie se esperaba algo así»

Silvia Bonilla: «Nadie se esperaba algo así»

14
0
HINA-Frustración, desesperación, incertidumbre: con estas palabras la directora del Centro de Desarrollo de Pequeños Negocios en Illinois (IL), Silvia Bonilla, describe el sentir de la mayoría de los pequeños empresarios que han intentado acceder a algún préstamo federal en medio de la pandemia del COVID-19.
«En las últimas semanas, hemos recibido cantidad de e-mails y llamadas de clientes que están desesperados por obtener cualquier tipo de préstamo. Nadie se esperaba algo así. Ellos [en la SBA] no estaban listos para tanta cantidad [de solicitudes]», puntualiza la ejecutiva.
  Y es que, desde que se aprobó el paquete de estímulo de la Administración Trump, que incluyó 350 mil millones de dólares para las pequeñas empresas, realmente no se ha percibido un gran beneficio entre los pequeños negocios, hacia los cuales, justamente, estaba destinada esa ayuda federal.
Bonilla nos cuenta que, desde su posición en la Cámara Hispana de Comercio de IL, ha «visto mucha frustración: “El banco no me ha dicho”, “el banco no me responde” … En realidad, los bancos están saturados; y para el 10 de abril, cuando los propietarios únicos y los contratistas independientes tenían que aplicar, prácticamente ya no quedaba nada».
  Obviamente, dicha situación ha generado mucho descontento entre la comunidad de pequeños empresarios, «porque esto del PPP (Paycheck Protection Program) fue planeado para ayudar a los pequeños negocios. Ahora nos hemos enterado de que la mayoría del dinero fue [a parar] a compañías grandes. Algunas, por ejemplo, recibieron hasta $10 millones de dólares».
  El Préstamo ante Desastres por Daños Económicos (EIDL), por su parte, «dice que vas a obtener hasta $10 mil dólares en tres días. Hay personas que aplicaron desde marzo 18 y, de los que conozco, solamente una ha recibido ese dinero. Entiendo que la SBA ha estado ´overwhelmed´; en el 2019, procesó aproximadamente 60 mil aplicaciones. Este mes pasado, subraya, recibió medio millón de solicitudes».
  También hay otra cosa: «para el disaster loan. el máximo eran dos millones de dólares. Hace unos días, se redujo a $15 mil dólares. Entonces, los empresarios que se pasaron horas aplicando y nosotros, el público, no nos esperábamos eso. Realmente, hay mucha incertidumbre».
  Como contrapartida a este desfavorable panorama, la ejecutiva señala que ya se han otorgado varias subvenciones. «Verizon dio 250K, la ciudad de Chicago dio grants a restaurantes, la US Chamber of Commerce estuvo dando $5000 dólares por empresario. Facebook está recibiendo aplicaciones para grants, y los requisitos son que la compañía tenga de 2 a 20 empleados y [ganancias por] menos de dos millones o algo así».
  Con respecto a la segunda ronda de presupuesto para las pequeñas empresas, Bonilla espera que esta vez los empresarios sí puedan aplicar y que el dinero del PPP vaya a donde debe ir.
  Para concluir, sostiene que de lo que sí está segura, «es de que, nosotros, los latinos, tenemos fuerza, ánimo y determinación para vencer. Esto es muy difícil, recalca, pero mientras sigamos vivos, lo vamos a superar».
Por Migdalis Pérez, Negocios Now