Inicio Comunicados de Prensa Negocios de Illinois se preparan para la reapertura

Negocios de Illinois se preparan para la reapertura

88
0

Springfield- (HINA) Los negocios que podrán reabrir a partir del 29 de mayo en Illinois ya preparan sus instalaciones con las disposiciones de sanidad y distanciamiento social. Sin embargo, para las empresas que brindan servicios que implican estar muy cerca de los clientes, resulta difícil la idea de mantener seguros a clientes y empleados.

De acuerdo con el plan estatal para la reapertura económica, Illinois iniciará en dos semanas la Fase 3 que incluye oficinas, fábricas, salones, clubes de fíntness, peluquerías y tiendas minoristas. Dentro de este grupo, negocios como los salones de belleza y corte de pelo, masajistas, y especialistas médicos como oculistas y dentistas, entre otros, implican el contacto personal y directo con el cliente.

De acuerdo con reportes de las cámaras empresariales, muchos de esos negocios, en Illinois y en otros estados, han  implementando protocolos que incluyen tomar las temperaturas de los clientes, el uso de máscaras faciales, limitar el número de clientes en las salas de espera y reorganizar los muebles para apoyar el distanciamiento social de 6 pies.

Las medidas en su mayoría son recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, pero también propuestas de los mismos negocios, como es el caso de la American Barber Association que difunde las recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, pero también, ante la ausencia de pautas para las barberías, sus socios han establecido sus propias precauciones.

Algunas de esas acciones adicionales incluyen recibir clientes sólo con cita y después de contestar un cuestionario por correo electrónico al solicitar el servicio, con el fin de detectar personas que presenten alto riesgo en su atención.

Otro caso son los proveedores de atención médica, como los optometristas, odontologos, y quiroprácticos, quienes han establecido controles de temperatura en la frente como parte de un proceso de evaluación para permitir el ingreso, así como el uso de cubre-bocas que se les proporcionarán a los clientes durante sus citas.

La Asociación Dental Americana difunde pautas de distanciamiento social en salas de espera, protectores faciales para dentistas, exámenes de detección de síntomas COVID-19 y desinfección rutinaria de superficies y estaciones de trabajo. También recomienda eliminar revistas y juguetes para niños en las salas de espera.

También medidas adicionales como los purificadores de aire para eliminar los contaminantes en el ambiente de los consultorios dentales, el uso de gafas protectoras, máscaras N95 y una variedad de equipos como presas dentales y herramientas de succión de alta evacuación para evitar que el agua rocíe mientras trabajan en la boca de los clientes.

Otras empresas no esenciales que podrán reabrir ya han colocado su anuncio con las medidas sanitarias y de distanciamiento social tanto en la puerta de sus establecimientos como en sus páginas online. Desde pequeños negocios hasta los gigantes comerciales han mostrado la precaución de difundir con tiempo la nueva forma de atención.

Por ejemplo, el gigante tecnológico Apple reabrió la semana pasada algunas de sus tiendas en Estados Unidos (Idaho, Carolina del Sur, Alabama y Alaska) con controles de temperatura en la entrada, uso de máscaras faciales, y dejando ingresar a un número limitado de clientes al mismo tiempo a sus establecimientos. La compañía cuenta con 271 puntos de venta en el país y 510 en todo el mundo.

La cadena Starbucks, que implementó el servicio de entrega durante los dos meses anteriores, también le apuesta a la sanidad como promoción. “La salud y el bienestar de nuestros clientes son nuestra máxima prioridad”, indica en su sitio web.

Precisa que los cambios en sus tiendas incluyen una limpieza mejorada, medidas de distanciamiento social, y otras precauciones como la toma de temperatura a sus trabajadores al inicio de su jornada, proteccion facial y lavado frecuente de manos. Y para el cliente hay protocolos de distanciamiento social, uso de cubre-bocas, así como orden y pago anticipado por aplicación, ademas del servicio disponible de entrega por Uber Eats. (Con información de Lincoln Center).