Inicio Noticias Los reembolsos convertidos en crédito

Los reembolsos convertidos en crédito

25
0

HINA-Ante el aumento de reclamos de reembolsos de clientes que  han visto arruinados por la pandemia sus viajes planeados, las empresas del sector turístico, muchas de las cuales se encuentran sobreviviendo, están lanzando ideas creativas para no reembolsar esos depósitos.

Algunas empresas independientes, desde operadores turísticos hasta propietarios de hoteles, ofrecen créditos a los demandantes del regreso de su pago anticipado o depósito de viajes, lo que tiene el incentivo de que en tiempos normales esas cantidades no podrían ser totalmente reembolsables.

Es decir, que los pagos anticipados y depósitos del viaje se convierten para el cliente en reservas en el futuro, y para los negocios un flujo de efectivo que permite el pago de salarios de sus trabajadores. De acuerdo con el Consejo Mundial de Viajes y Turismo se estima que el costo económico de la pandemia para el sector  mundial de viajes y turismo significará la pérdida de 100 millones de empleos.

La idea también se aplica para atraer recurso fresco, en ofertas como los bonos turísticos que varios hoteles ya promueven asociados en sitios online. Es decir, un pago por adelantado significa encontrar tarifas flexibles y un monto de crédito en la reserva de un futuro viaje.

En el caso de Airbnb, que despidió al 25 por ciento de su personal en mayo, originalmente ofrecía reembolsos en efectivo generalizados por reservas canceladas, reemplazando las políticas de cancelación de anfitriones individuales. Su política actualizada, que incluye fechas de registro hasta el 15 de junio, ahora permite elegir entre créditos, que se pueden usar en todo el sitio y para cualquier alquiler, o reembolsos.

Para los clientes los créditos son una inversión en su diversión cuando pase la pandemia, mientras que para las empresas turísticas los créditos son la diferencia entre mantenerse a flote durante este período y cerrar el negocio.  De esta manera, la estadía en el hotel que se ha reservado hoy puede ser el regalo especial de mañana, lo que ayuda a los sitios a mostrar lealtad a sus clientes.

Tomando en cuenta que muchos pagos anticipados no son reembolsables, o sólo en parte, convertirlos en créditos significa una ganancia aunque sin fecha para disfrutarla. Sin embargo, para muchos consumidores la transferencia de reservas canceladas en forma de créditos tiene un atractivo limitado debido a que la importancia estaba en la fecha del viaje.

Por ejemplo, como un regalo a los hijos graduados, un cumpleaños o aniversario especial. Además, en un tiempo incierto como el actual, contar con su dinero en mano es preferible a invertir en un viaje improbable. Esta realidad mantiene en aumento las quejas de consumidores contra compañías de turismo y otros vendedores de viajes, reclamando reembolsos en efectivo por un monto equivalente a los servicios no entregados.