Inicio Noticias Negros y latinos los más afectados en Chicago

Negros y latinos los más afectados en Chicago

45
0

HINA-Casi las tres cuartas partes de los casos de coronavirus en Chicago han sido entre afroamericanos y latinos, con el West Side de la ciudad particularmente afectado, de acuerdo con los datos revelados por la ciudad sobre el brote, especificado por edad, raza, vecindario y condición subyacente.

El 40 por ciento de las infecciones por COVID-19 se encuentran entre las personas de raza negra y el 32 % entre los latinos. El mayor número de enfermos por coronavirus se han registrado en el oeste de la ciudad, el vecindario de West Rogers Park y, en menor medida, los lados sur y suroeste, precisa la información del Departamento de Salud Pública de Chicago.

La tasa de mortalidad entre los afroamericanos de Chicago hasta el 29 de abril fue tres veces mayor que la de los blancos, mientras que los latinos los seguían en número pero más cerca de los blancos. La ciudad Chicago representa alrededor del 40 por ciento de los casos confirmados de Coronavirus en todo el estado, precisan los datos abiertos para la consulta pública.

Más de la mitad de los resultados positivos de las pruebas se ubican en residentes de edades entre los 30 y 60 años, sin embargo, las muertes se concentran entre los mayores de 60 años, y el 92.6 por ciento de los que mueren poseen una condición médica preexistente.

Los grupos de edad de 40 a 59 años han sido los más afectados en la categoría de casos comprobados de infección, seguidos de los grupos de 30 a 39 y en tercer sitio los de 60 a 69, y más bajo entre los mayores de 70 años.

Sin embargo, en el caso de las muertes por coronavirus en Chicago, el mayor número han sido residentes con más de 70 años de edad, el 58.9 por ciento del total, seguido del grupo de 60 a 69 años, con el 19.6 por ciento de muertos.

Las cifras publicadas indican que el COVID-19 está golpeando algunas partes de Chicago mucho más fuerte que otras. Sin embargo, si bien el número total de casos se duplicó cada cuatro días después de la orden de quedarse en casa que el gobernador J.B. Pritzker emitió por primera vez, la tasa a la cual las muertes se duplican actualmente es un poco más lenta que la tasa de casos confirmados, los cuales se duplican cada 16 días.