Inicio Noticias Estados Unidos sube el precio a visas para inversionistas

Estados Unidos sube el precio a visas para inversionistas

60
0

HINA-Debido a una nueva regla federal la cantidad mínima que un inversionista extranjero debe pagar para obtener una visa EB-5, que le permite residencia en Estados Unidos, casi se duplica al pasar de $ 500,000 a $ 900,000 dólares.

La disposición de la administración Trump es un intento de reformar un programa controvertido que se había hecho popular entre los ciudadanos chinos adinerados, buscando la residencia permanente de los Estados Unidos a cambio de una inversión.

La medida elevará el límite externo de $ 1 millón a $ 1.8 millones, el primer incremento desde que comenzó el programa en 1990, y aumentará la cantidad para un área de empleo específica (áreas rurales o con tasa de desempleo 150 % superior al promedio nacional) de $ 500,000 a $ 900,000.

Con aproximadamente 10,000 visas otorgadas anualmente, el programa EB-5 había permitido a los inversores recibir una tarjeta verde de residencia si inyectaban entre $ 500,000 y $ 1 millón en proyectos en los Estados Unidos que crean al menos 10 empleos.

La existencia de esta visa tiene como propósito principal aumentar el monto de la inversión para estimular la economía, controlando el número de inversores. Hoy el programa está plagado de largas esperas de visas e instancias de fraude.

Con el cambio en las reglas, a partir del 21 de noviembre, se generó una oleada de ciudadanos extranjeros tratando de presentar la menor cantidad de inversión antes de que las nuevas regulaciones comenzaran, indican  reportes de prensa.

La legislación también entró en el Senado el 5 de noviembre para revisar el esquema de visas EB-5 y autorizarlo hasta septiembre de 2025. A lo largo de los años, algunos legisladores de ambos partidos han tratado de poner fin a este programa.

El EB-5 había crecido en popularidad entre 2009 y 2011, cuando Estados Unidos salió de la crisis financiera, pero como resultado de límites de visa por país ahora el mayor cuello de botella es la larga espera para recibir una tarjeta verde a través del programa.

En los últimos años, los inversores inmigrantes proporcionaron alrededor del 35 por ciento del total de $ 16.7 mil millones canalizados a proyectos relacionados con EB-5. Aunque la mayoría de las personas que esperan sus visas provienen de China, ahora hay mucha menos demanda de ese país que en años anteriores.

Desde octubre de 2018 hasta abril de 2019, los ciudadanos chinos representaron solo el 44 por ciento de las personas a las que se les emitió EB-5 o se les ajustó su estado, según datos del Departamento de Estado. El resto vino de otros países.