Inicio Autos Retira GM camionetas por problemas de frenado

Retira GM camionetas por problemas de frenado

8
0

HINA-La empresa General Motors retirará más de 3.4 millones de camionetas y SUV estadounidenses para abordar un problema de la bomba de vacío que podría dificultar el frenado, relacionado con 113 accidentes y 13 lesiones.

El retiro cubre ciertos vehículos Cadillac Escalade, Chevrolet Silverado, Chevrolet Suburban, Chevrolet Tahoe, GMC Sierra y GMC Yukon de los años modelo 2014-2018. A fines de junio, GM retiró 310,000 vehículos en Canadá por el mismo problema.

El retiro se activó porque la cantidad de vacío creado por la bomba puede disminuir con el tiempo, dijo GM a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras, la cual abrió una investigación preliminar sobre el tema en noviembre de 2018, con nueve accidentes relacionados y dos lesiones.

En julio la agencia proporcionó a GM informes de campo adicionales que llevaron al fabricante de automóviles a investigar. “Los vehículos pueden experimentar fallas en el impulso de los frenos, requiriendo un mayor esfuerzo del pedal del freno, que llevaría a una sensación de endurecimiento y potencialmente a una mayor distancia de frenado”.

GM dijo que los distribuidores reprogramarán el módulo de control electrónico de frenos para mejorar la forma en que el sistema utiliza la función de asistencia de refuerzo del freno hidráulico cuando se agota la asistencia de vacío. Aceptó que la bomba de asistencia de vacío, que se lubrica con aceite de motor, en algunos casos puede perder efectividad con el tiempo por acumulación de desechos.

La empresa automotriz anunció también que retirará 177, 000 autos Chevrolet Malibu 2018 con motores turbo de 1.5L porque un error en el software del módulo de control del motor puede provocar la desactivación de los inyectores de combustible.

Además está retirando 91,000 vehículos Chevrolet Express y GMC Savana modelo 2019, porque la luz de advertencia del cinturón de seguridad no se ilumina durante cinco segundos después de que el encendido se mueve, cumpliendo con las regulaciones federales de seguridad del motor.