Inicio Noticias Mexicanos, los más dañados por la regla de carga pública

Mexicanos, los más dañados por la regla de carga pública

22
0

HINA-La regla de “carga pública” emitida la semana pasada por la administración Trump alterará la composición de la futura inmigración a los Estados Unidos y el uso de beneficios públicos por millones de extranjeros y ciudadanos estadounidenses con quienes viven, particularmente de mexicanos, asegura Migration Policy Institute.

En un análisis sobre el tema, destaca que a la fecha cerca de 23 millones de no ciudadanos y ciudadanos estadounidenses en familias inmigrantes usan beneficios públicos. Los mayores efectos de la medida serán para mexicanos y centroamericanos, el  60% de ellos con dos o más factores negativos para recibirlos, y el menor impacto, 27%,  en extranjeros de Europa, Canadá y Oceanía.

MPI precisa que los cambios, que reemplazan pautas vigentes desde 1999, tendrán efectos sustanciales en economías locales debido a la pérdida de ingresos por cupones de alimentos; en los sistemas de atención médica con apoyo público, por la reducción de la cobertura de salud; y mayor dependencia de las salas de emergencia por los no asegurados.

Más de 10.3 millones de adultos y niños no ciudadanos viven en familias en las que al menos una persona recibe beneficios en efectivo o no monetarios. Cuando se cuentan sus familiares de ciudadanos estadounidenses, incluidos 7.6 millones de niños y 4.7 millones de adultos, el número aumenta a 22.7 millones. El 30% se localiza en California y 10 % está en Nueva York.

La regla también evaluará factores como edad, salud, estado familiar, educación, habilidades, dominio del inglés, activos, y si la persona está usando o ha usado en los últimos tres años uno o más de los beneficios públicos como: asistencia en efectivo, Medicaid (menos niños y embarazadas), Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (cupones de alimentos) y subsidios de vivienda

La norma, que entrará en vigor a mediados de octubre, amplía la definición de “carga pública” para reducir permisos de residencia legal o green card a quienes “dependen de los recursos públicos para satisfacer sus necesidades”. Unas 550,000 personas solicitan cada año una green card, de los cuales al menos 382,000 serán objeto del endurecimiento de los requisitos para recibirla, dice MPI.