Inicio Tecnología El robot que recoge basura en el Río Chicago manejado por el...

El robot que recoge basura en el Río Chicago manejado por el público

73
0

HINA-Desde este verano, un pequeño robot parecido a una balsa trabaja en el Río Chicago recogiendo basura. Es el Trashbot, creación de la startup Urban Rivers, un colectivo de ecologistas, empresarios, robotistas y servidores públicos que utilizan tecnología de punta para limpiar desechos en el área.

El robot se caracteriza por su libertad de movimiento y la falta de operadores físicos, que permite que cualquier persona que tenga acceso a internet puede entrar al sitio de Urban Rivers, registrarse y tomar un turno de dos minutos piloteando al Trashbot.

La idea de la compañía es que se use este tiempo para dirigir al Trashbot hacia basura que puede ir recogiendo a sus alrededores, para luego llevarla a un punto de recolección en la orilla del río, donde más tarde se recoge.

El funcionamiento de Trashbot tiene su origen en un diseño de Chris Lintott, profesor de Astrofísica de la Universidad de Oxford en Reino Unido, quien hace 12 años trabajaba en un análisis de la forma de las galaxias, y al clasificar 50 mil de ellas se dio cuenta que necesitaría ayuda para abarcar el estudio de esa cantidad.

Entonces creo un sitio que pedía al publico que ayudara al equipo con las clasificaciones de las galaxias, lo que no requería saber qué era una galaxia ni conocimiento de astronomía. La respuesta fue excelente, porque la gente acudió en masa y se lograron cientos de millones de clasificaciones.

A partir de ahí, otros investigadores de distintas áreas de la ciencia empezaron a solicitar su apoyo para el manejo de datos, lo que llevó a Lintott a apoyar la fundación de Zooniverse, una plataforma para investigaciones, en la que se puede reclutar ayuda masiva del público para algunos proyectos a gran escala que son demasiado grandes para unos cuantos científicos.

La participación de Urban Rivers es otra historia. Después de la instalación de su primer hábitat flotante en el Río Chicago, en junio del 2017, la startup descubrió que la basura seguía afectando el esfuerzo por mejorar la zona, y primero intentó la limpieza a mano del río cada dos días, resultando insuficiente.

Entonces, sus integrantes realizaron el prototipo de un bote a control remoto que era capaz de llevar la basura a un lugar seguro donde luego podría ser eliminada. Y a partir de los conocimientos sobre Zooniverse pensaron en convertir el trabajo de Trashbot en toda una experiencia interactiva al vincular el robot a su sitio web y dejar que cualquiera, en cualquier lugar, ayude a limpiar la basura en el río Chicago.

Con el uso de este tipo de tecnologías de presencia remota se pueden abordar problemas grandes a través de proyectos de colaboración masiva. Aun cuando son tareas con una visión centralizada comunicable, se dividen en fragmentos que a pesar de ser pequeños ofrecen la posibilidad de que las personas interesadas realicen contribuciones verdaderamente significativas.

Urban Rivers lleva a cabo una colecta de fondos con el fin de fabricar un robot más para la recolección de basura en el Río Chicago de manera colectiva. Este es sin duda el inicio de una nueva forma de participación cívica, que puede ayudar a que la gente se involucre más en el cuidado tanto de su entorno inmediato como de lugares lejanos. NN