Inicio Tecnología Ciudades paralizadas, efectos del hackeo a carros autónomos

Ciudades paralizadas, efectos del hackeo a carros autónomos

72
0

HINA-Los fabricantes de autos autónomos aseguran que estos vehículos podrían resolver problemas de tráfico importantes en las carreteras al mantener una velocidad constante y evitar todos los errores al volante de los humanos. Sin embargo, un estudio del Instituto de Tecnología de Georgia arroja proyecciones poco optimistas.

El análisis asegura que los piratas informáticos podrían hackear estos automóviles y causar serios estragos en las ciudades, ya que bastaría tomar el control de un limitado porcentaje de vehículos robotizados conectados a Internet para generar el caos.

La investigación siguió un modelo matemático, donde confirmó que deteniendo al azar el 20 por ciento de los carros durante las horas pico significaría una congelación total del tráfico en un lugar como Manhattan. Si los afectados solo fuesen el 10 por ciento, sería suficiente para evitar la adecuada circulación de vehículos de emergencia.

Para llegar a estos resultados, los investigadores coordinados por Peter Yunker, profesor del Departamento de Física, utilizaron un escenario de tráfico estándar, llamado “Modelo Individual de Conductor”, realizando simulaciones en las que convirtieron un cierto número de automóviles “pirateados” en obstáculos que bloquean la circulación normal.

“Notamos un subconjunto de simulaciones en las que el tráfico se detuvo por completo. En esos casos, los carros ‘secuestrados’ estaban alineados en los carriles de la carretera, bloqueando completamente el movimiento del tráfico detrás de ellos”, explica en los resultados del estudio.

“En una cuadrícula de toda la ciudad, descubrimos que las calles bloqueadas pueden tener un efecto similar que obstruye el flujo de tráfico a escala total. En el peor de los escenarios, la infraestructura de transporte de la ciudad se fractura y llegamos al estancamiento total”.

Para evitar los peores escenarios, los investigadores recomiendan a la industria automotriz limitar la cantidad de automóviles en circulación conectados simultáneamente a la misma red de comunicaciones.

“Por ejemplo, si todos los autónomos de una marca fueran hackeados, 10% de los autos en la ruta estarían vulnerados. Pero si la marca tuviera, hipotéticamente, cinco redes de comunicaciones independientes, el ataque a una red solo permitiría el acceso de los piratas informáticos al dos por ciento de las unidades”, dijo el investigador.