Inicio Noticias Programas sociales para niños, más redituables

Programas sociales para niños, más redituables

62
0

HINA-Un estudio de la Universidad de Harvard confirmó que de los programas sociales que existen a nivel federal, estatal y municipal en Estados Unidos, para personas de todas las edades y en los que se gastan millones de dólares cada año, los dirigidos a los niños son los más redituables.

Los economistas Nathaniel Hendren y Ben Sprung-Keyser examinaron 133 cambios de políticas del país en el último medio siglo, incluyendo la creación de Medicare (servicios de salud para mayores de 65 años y discapacitados), Medicaid (seguro de salud para personas de bajos ingresos), las estampillas como subsidio para alimentos, y decenas de programas locales.

El trabajo identificó las políticas que hicieron ganar dinero al Estado, generalmente bajo la modalidad de beneficiarios que necesitaron menos ayuda con el paso del tiempo o que se volvieron más productivos y pagan más impuestos.

Hay ganancias que son, por supuesto, en términos de efectividad. Pero en el caso del gasto fiscal, el análisis concluyó que los planes para mejorar la vida de los adultos rara vez recuperan ese gasto. En realidad, pueden reducir los ingresos de la persona o llevarla a usar más servicios financiados por el Estado.

En tanto, la inversión en niños de bajos ingresos eleva los recursos públicos con el paso del tiempo y baja la dependencia de las personas. “Los resultados muestran que existe el potencial de obtener ganancias realmente elevadas cuando uno se centra en los niños”, dijo Hendren, profesor de Economía en Harvard.

La conclusión destaca que los beneficios que usan los adultos terminan costando sumas adicionales de dinero, aproximadamente sesenta centavos agregados a cada dólar que costó la prestación estatal. Eso, porque se incrementa la tasa de uso de los servicios contemplados en la cobertura.

En el caso de dinero invertido para los servicios de salud y de educación para niños, a menudo el resultado es que se reduce el nivel de dependencia de la ayuda y se elevan los ingresos. Con el tiempo, se recupera aproximadamente el dólar invertido más 47 centavos.

Eso debido a que mejora la salud y crecen las posibilidades de estudiar el college, fortaleciendo la capacidad de obtener ingresos y pagar impuestos al trabajar. En tanto, con políticas orientadas a los adultos, como capacitación laboral, ayuda para universidad, y rebaja de impuestos, solo se recupera parte de lo invertido.

Una excepción en el caso de la atención a los adultos fueron las rebajas impositivas de 1981, que bajaron la tasa marginal superior del impuesto a las ganancias del 70% al 50%. Esa política elevó la recaudación fiscal, porque alentó a los estadounidenses a trabajar más y creció así el monto tributado.

Los investigadores usaron estudios existentes para evaluar costos y resultados de cambios en las políticas desde 1960 para personas de bajos ingresos, como apoyos para vivienda, planes de capacitación y fondos públicos para preescolar, y otros para poblaciones de mayores ingresos: bajas de impuestos y creación de Medicare.