Inicio Noticias Se complica la situación de Boeing

Se complica la situación de Boeing

65
0

En el más reciente escenario en el que se maneja la empresa Boeing, se anticipa que la flota global 737 MAX volverá al aire hasta enero de 2020, debido al tiempo que tomará reparar el software de control de vuelo y completar otros pasos.

De acuerdo con reportes de prensa, ejecutivos de Boeing, ingenieros de la Administración Federal de Aviación (FAA) y reguladores internacionales han ampliado constantemente sus análisis de seguridad para cubrir una lista creciente de problemas, que abarcan desde procedimientos de recuperación de emergencia hasta componentes electrónicos potencialmente sospechosos.

A este escenario incierto se suma una pérdida de la empresa de casi $3,000 millones en el segundo trimestre, ya que absorbió el daño financiero causado por el 737. Sus ingresos cayeron un 35% después de que Boeing detuviera las entregas de nuevos MAX.

La factura total para Boeing es de $ 8.3 mil millones, y sigue aumentando a medida que se prolonga la conexión a tierra en todo el mundo de sus aviones más vendidos, los 737MAX, que dejaron de volar desde hace más de cuatro meses, después de dos accidentes fatales. Los cargos incluyen compensaciones a aerolíneas y arrendadores, así como demandas.

La compañía valorará el cierre temporal de la producción del MAX si el retorno del avión se retrasa significativamente más allá del pronóstico de octubre de la compañía, ya que no puede pagar los costos de construir y almacenar aviones no entregados de manera indefinida

Boeing continúa produciendo 42 jets de un solo pasillo 737 al mes para reducir el golpe a los proveedores. Y debido a que las aerolíneas y los arrendadores no pueden recibir los aviones por la vigente prohibición de volar, los pagos a Boeing han disminuido, mientras que la compañía absorbe el gasto de almacenar alrededor de 150 aviones recién construidos.

La línea de ensamblaje del MAX cerca de Seattle se mantiene abierta, y la compañía incluso espera aumentar la producción gradualmente de los 42 actuales al mes a 57 el próximo año, pero solo si se consigue pronto que el avión vuelva a volar y Boeing reanude las entregas a las aerolíneas.

También la empresa le apuesta a la fabricación del 777X de cuerpo ancho, el primer nuevo avión de Boeing desde el 737 MAX, pero estima que su primera entrega será a fines de 2020. Además, la fabricante de aviones en Washington y Carolina del Sur, tiene docenas de demandas presentadas por familiares de los 346 pasajeros que murieron en los dos accidentes.

Algunos de los demandantes buscan que se deseche el avión, argumentando que el asunto del software solo oculta la realidad de una nave que era más propensa a las paradas aerodinámicas debido al mayor tamaño y la posición delantera de sus motores en comparación con Boeing 737 anteriores.