Inicio Noticias La letra chiquita en la legalización de la marihuana recreativa

La letra chiquita en la legalización de la marihuana recreativa

20
0
Seguirá siendo ilegal tener cannabis en los dormitorios de las universidades; no habrá ventas de paso en los dispensarios; su transporte no tendrá marcas ni logotipos; Chicago manejará más del 60% de la venta, y se nombrará un zar antidroga en Illinois, son algunos de los puntos no conocidos que integran la propuesta de ley de 500 páginas para legalizar la marihuana recreativa en el estado.
El diario Crain´s Chicago Bussiness se dio a la tarea de revisar cada una de esas páginas y encontrar lo que denominó la “letra chiquita” de la iniciativa, aspectos que no se han dado a conocer. Por ejemplo, los dispensarios de venta (locales) no deberán operar con ventanas de paso o máquinas expendedoras de cannabis, según la legislación.
Tampoco pueden operar un dispensario si su equipo de video vigilancia no funciona, ni pueden tener menos de dos personas trabajando en el lugar en cualquier momento mientras el dispensario esté abierto.
Textualmente, la propuesta de ley establece que: “Nada en esta Ley requerirá que una persona o entidad comercial infrinja las disposiciones de la ley federal, incluidas las universidades o colegios que deben cumplir con las Enmiendas a la Ley de Comunidades y Escuelas Libres de Drogas de 1989, que exigen que los campus estén libres de drogas”.
El estado planea licenciar 75 dispensarios de marihuana de uso recreativo antes del primero de mayo de 2020. Cuarenta y siete de esas licencias irán al área metropolitana de Chicago. El área de St. Louis que se extiende a Illinois tendría la segunda mayor cantidad de licencias, con cuatro.
Crain´s indica que la legalización de la marihuana de Illinois está tomando muchos puntos de la regulación del alcohol, incluso el mantener la distribución separada de la producción.
Una diferencia clave, dice: “Un vehículo que transporta marihuana no debe llevar ninguna marca para indicar que el vehículo la contiene o llevar el nombre o el logotipo del establecimiento comercial de cannabis”.
Además, se creará la posición de Oficial de Supervisión de la Regulación del Cannabis de Illinois, dentro del Departamento de Regulación Financiera y Profesional, bajo el director de la División de Regulación Profesional. El oficial que llevará el control será nombrado por el gobernador.