Inicio Noticias Dirigida a minorías la legalización de marihuana recreativa

Dirigida a minorías la legalización de marihuana recreativa

66
0

La propuesta para legalizar el uso recreativo de la marihuana en Illinois está enfocada al desarrollo de pequeños productores y comercializadores, con el fin de ayudar a personas de color victimizadas por el negocio ilícito a convertirse en empresarios de la industria del cannabis.

La iniciativa establece la posesión de hasta 30 gramos para los residentes mayores de 21 años, y de 15 gramos para los visitantes; un programa de financiamiento para establecer pequeños negocios; el cultivo en el hogar de hasta 5 plantas; y la eliminación de algunas condenas relacionadas con la hierba.

De acuerdo con el proyecto, presentado este sábado por el gobernador J.B. Pritzker y  legisladores involucrados, el objetivo de la medida es “garantizar que las comunidades afectadas de manera desproporcionada por la aplicación de delitos menores de drogas puedan beneficiarse del negocio de la marihuana legal en Illinois”.

Es por eso que incluye disposiciones de justicia penal y social: eliminar cerca de 800,000 condenas por drogas de bajo nivel, como la marihuana, reinvertir los ingresos de la nueva industria en “comunidades minoritarias devastadas por la guerra nacional contra las drogas”, y permitir a ex convictos su ingreso a la venta legal de cannabis.

El anunció, realizado en el Black United Fund of Illinois, en el lado sur de Chicago, incluye el establecimiento de un programa de préstamos de bajo interés de $ 30 millones de dólares para promover la “equidad racial y social” en la propiedad de los negocios.

Bajo las reglas propuestas, no se permitirá participar -por el momento- a las grandes compañías de marihuana medicinal, principalmente propiedad de blancos, que en los últimos años se han organizado, asociado e invertido como forma de preparase para la legalización de la marihuana recreativa.

Se trata de evitar que solo un pequeño grupo se enriquezca con la legalización y, por el contrario, se formen muchos nuevos negocios. Las tarifas de permisos serán las más bajas para los “solicitantes de equidad social”, lo que se suma a la asistencia técnica, acceso a capital y préstamos que recibirán las empresas de minorías.

Esto es: $ 100,000 dólares para productores; $ 30,000 para minoristas, y tarifas menores para solicitantes de áreas afectadas “de manera desproporcionada por las condenas en la guerra contra las drogas”. Además, 5 por ciento de las ventas totales para cultivadores, o $ 500,000, lo que sea menor, y hasta $ 200,000 para dispensarios.

Mientras que los consumidores pagarán un impuesto a las ventas del 10 % sobre productos con menos del 35 % de THC, el componente fuerte de la marihuana; de 25% por aquellos que contengan más del 35% de THC, como los extractos concentrados; y 20% para todos los que incluyan infusión de cannabis, como los comestibles.

De los ingresos fiscales que genere la comercialización de la marihuana, el estado destinará 35 % a su Fondo General; 25 % a la reinversión en la comunidad correspondiente; 20 % al tratamiento de la salud mental y abuso de sustancias; 8 % a subvenciones de capacitación para la aplicación de la ley; y 2 % a la educación pública sobre drogas.

Los adultos tendrán permiso de cultivar hasta cinco plantas por hogar, en macetas, en una habitación cerrada fuera de la vista del público, y con el permiso del propietario, indica la propuesta de ley que se dio a conocer, de 300 páginas.

Los municipios podrán prohibir las tiendas minoristas dentro de sus límites dentro del primer año del programa, y después solo a través de un referéndum de votantes. Pero también tendrán un impuesto adicional a las ventas del 3 %, los condados de .5 % en áreas incorporadas y 3.5 % en las no incorporadas.

El proyecto de ley garantiza que la publicidad estaría prohibida cerca de escuelas, parques infantiles, transporte y propiedad pública, y el empaque sellado y etiquetado. El gobernador Pritzker estima que la ley estará lista en este año para entrar en vigor el 1 de enero de 2020.

La ley establece que se exigirá la indicación en la venta que el cannabis “puede afectar la cognición y crear hábito”, y no debe ser utilizado por mujeres embarazadas o que estén amamantando. También estará prohibido revender marihuana y sacarla del estado, ya que de acuerdo con la legislación federal el producto sigue siendo ilegal.

Con la aprobación de esta ley, Illinois se sumaría a otros 10 estados en legalizar el uso recreativo de la marihuana, incluyendo Michigan. La propuesta entrará al congreso estatal este lunes para iniciar su debate legislativo, donde los demócratas cuentan con la mayoría en ambas cámaras.